La competencia interna en Tigres se traduce en resultados

Comparte esta historia...
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares

Se han jugado cuatro partidos en lo que va de la presente temporada y Tigres no ha repetido alineación. No significa que haya cambiado toda la oncena inicial, pero ha realizado algunos cambios puntuales.

De los titulares habituales podemos decir que contra Santos, Vargas no fue titular. Contra Querétaro, Gignac no fue titular (tampoco Torres Nilo, que estaba lesionado). Contra Pachuca, no jugó Valencia y con todo y Torres Nilo sano, jugó Meza como lateral izquierdo titular, quien también había sido titular frente a Querétaro.

Si empiezo a hablar de cambios, el ver cómo entró a jugar Raúl Damián Torres frente a Querétaro, me hace estar seguro que va a tener un lugar constante en la banca para entrar cuando sus características de control, de penetración y de una dinámica de juego distinta sean necesarias.

Tigres tiene una plantilla amplia, pero no basta solo con eso. Necesita ser bien controlada, necesita ser muy bien gestionada, ocupa hacer sentir a todos importantes aunque no todos jueguen, porque en un partido solo pueden tener minutos 14 elementos de una plantilla que rebasa 20 jugadores profesionales.

Para poder jugar algunos minutos hacen falta dos cosas: que el cuerpo técnico decida que para determinado encuentro sea más útil cierta característica por encima de otra, y la segunda opción es que un compañero se lesione. Y para ambos escenarios es fundamental que el jugador esté preparado. Sea suplente, se sub-20 o sea un titular que perdió su lugar.

Hay que dar un ejemplo claro: Ismael Sosa. Durante la temporada anterior no tuvo un papel protagónico, se especuló con su salida del club, parecía no ser tan tomado en cuenta por Tuca Ferretti.

Pero en esta temporada ya ha sido titular, ha hecho gol, fue la figura en dos encuentros y seguramente si va a la banca la afición lo va a reclamar, y sabemos que si no está él va a jugar Valencia que es un gran finalizador, y si no están ninguno de los dos va a tener que entrar Damm, quien contra Pachuca hizo una gran jugada de gol, aunque Vargas la falló.

En la lateral izquierda hay otro tema: Meza debería ser titular, pero también está Torres Nilo. El pasado sábado, Francisco hizo un grandioso partido. Pero luego entró Torres Nilo, hizo bien sus labores principales, y además puso un centro que nunca pone. ¿No es esto también parte de la competencia interna? Ser mejor que tu compañero en una sana lucha por ver quién tendrá minutos; los dos de esa posición quieren ir al Mundial, ¿qué los detiene para dar su mejor esfuerzo?

Tener muchos jugadores, de gran calidad y compromiso, no es una cuestión de soberbia como institución; es un tema deportivo para lograr obtener estos resultados.

Con información de Multimedios Deportes

Deja un comentario